GEORGE LUCAS Y ROGUE ONE

¿Qué decir de George Lucas, a estas alturas, que no se sepa? Creador de la saga galáctica más famosa de todos los tiempos, precursor en el uso del merchandising masivo de juguetes y figuras de películas y hacedor de efectos especiales para una gran variedad de directores entre los que destaca su buen amigo Steven Spielberg. Esos dinosaurios de ‘Parque Jurásico’ que nos dejaron a todos con la boca abierta en 1993 llevaban la firma de ILM (Industrial, Light & Magic) empresa pionera en el uso de efectos digitales fundada por George Lucas para su space opera.

Lo que quizá no todos sepáis es que dentro de muy pocos días se estrena ‘Rogue One: A Star Wars Story’ (Gareth Edwards, 2016), primer spin off (serie o película derivada de otra) de ‘Star Wars’, saga que reportó muchas ganancias a Lucas y que, tras la adquisición de LucasFilm, está reportando muchos beneficios a Disney como ya demostró 'Star Wars: El Despertar de la fuerza' (J.J. Abrams, 2015) con una recaudación mundial que superó los 2000 millones de dólares. Sin duda será una buena oportunidad para introducirnos en este peculiar universo, pero desde una perspectiva (aseguran) quemás madura y realista. De hecho, se
llegó a comparar esta ‘Rogue One’ con ‘Salvar al Soldado Ryan’ (Steven Spielberg, 1998) pero ambientada en el espacio. 

Además, Lucas ya ha visto el largometraje y ha reaccionado muy bien. No como con el Episodio VIII para la que tuvo duras palabras. Esto tienen una explicación que para mi está muy clara. De la cinta de Edwards no tenía ninguna expectativa, al ser totalmente ajeno a la producción, y sin embargo durante la preparación del filme de Abrams le invitaron amablemente a marcharse cuando vieron que más que una ayuda podía ser un obstáculo. A la vista de la enorme recaudación que tuvo la película nadie le puede reprochar nada a Disney.

Por tanto, ya sabéis, el viernes 16 de diciembre se estrena ‘Rogue One: A Star Wars Story’ cuyo argumento transcurre unos 16 años después de los hechos narrados en el Episodio III, y justo antes de los títulos de créditos más famosos de la historia del cine, es decir los del Episodio IV, que fue la primera película que se rodó de Star Wars ya que el Episodio III se terminó dos décadas después. Está claro, ¿verdad?